MUERE EL ÚLTIMO RINOCERONTE BLANCO DEL NORTE

Noticias

AvatarEscrito por:

Sudán era último rinoceronte blanco del norte macho que quedaba en el mundo. El martes 20 del presente mes, el mamífero tuvo que ser sacrificado debido a la gravedad de su enfermedad. El rinoceronte murió a los 45 años en Kenia, su lugar de origen.

La reserva Ol Pejeta informó que su enfermedad empeoró en las últimas 24 horas del lunes y era incapaz de ponerse en pie. Ellos, junto al equipo veterinario del zoológico checo Dvur Králové y al Servicio de Conservación de la Fauna keniana (KWS) decidieron someterlo a eutanasia.

A finales del año pasado Sudán pudo recuperarse con éxito de una infección en su pata derecha. Sin embargo, en febrero se detectó que había recaído y que esta vez la infección era más profunda. Por esta razón, los veterinarios han buscado la manera de curarlo. Lamentablemente, las complicaciones de su pierna y la avanzada edad del rinoceronte han hecho que haya tenido que morir.

En el 2017 Sudán se hizo famoso, después de una campaña lanzada en la red social Tinder por Ol Pejeta. El fin de esta campaña era conseguir los 9 millones de dólares necesarios para desarrollar las técnicas de fertilización asistida para preservar la especie. «Soy único. Soy el último rinoceronte blanco macho en el planeta Tierra. No quiero parecer un aprovechado, pero el destino de mi especie depende, literalmente, de mí. Actúo bien bajo presión. Mido 1,82 metros y peso 2.267 kilos, por si esto importa», describía en su perfil.

Durante años, la caza furtiva de estos animales ha contribuido a su inminente extinción, ya que sus cuernos se pagan a precios superiores al oro en el mercado asiático. Esto se da debido a supuestas propiedades curativas y afrodisíacas que posee el cuerno de estos.  Esta popular información lo convierte en un producto codiciado.

Ahora, solo quedan dos hembras con vida: Najin, hija de Sudan, y Fatu, su nieta. A sus 45 años, Sudán era muy viejo para poder aparearse.  Por ello, ha quedado su semen para intentar inseminar con él a su propia descendencia  y procurar que su especie no se extinga. Desafortunadamente, es difícil ya que nunca antes se ha intentado la fecundación artificial con rinocerontes.

¡Comparte en tus redes sociales!

0Shares
0 0

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *