La tela de fibra de ortiga no pica y resiste más que el algodón

Noticias

AvatarEscrito por:

Existe una planta que es famosa por su aguijón urticante, capaz de lesionar la piel y dejar una sensación prolongada de ardor en ella. Sin embargo, esta temida planta —de nombre científico Urtica dioica— también puede utilizarse como materia prima para la confección de textiles. Esto debido a que, dentro de los tallos de dicha especie, hay fibras finas tan fuertes como largas.

spinning_nettle_fibers_into_yarn_1
Foto: Mother Earth News

Las ortigas se han utilizado para textiles desde la época medieval debido a que, cuando su fibra es tejida en una tela, su acabado es suave y lustroso, además, posee una fuerza mayor al lino. Junto al cáñamo, la ortiga era el material textil vegetal más importante de Europa. Esto porque, a diferencia del algodón, la ortiga crece incluso en los difíciles climas del norte. Su cultivo comercial se empezó el siglo XIX durante la Primera Guerra Mundial, producto de las sanciones impuestas al algodón.

Actualmente, la moda sostenible ha rescatado la fibra de ortiga debido a sus impresionantes características, y como una forma de remplazar materia prima nociva por materiales amigables con el medioambiente. Las ortigas crecen en cualquier parte, sin necesidad de pesticidas, herbicidas o riego, incluso en suelos no aptos para la mayoría de cultivos. Además, su fibra tiene la particularidad de mantenerse fresca en verano y cálida en invierno.

Imagen principal: Envato

¡Comparte en tus redes sociales!

0Shares
0 0

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *