Comerse un solo hot dog podría costarte 36 minutos de vida saludable

Noticias

AvatarEscrito por:

No es un secreto que la comida chatarra es un tipo de alimento consumido por gran parte de la población. Pero, más allá de su buen sabor o sus efectos para la salud, es consumida gracias a la buena propaganda de la que gozan los productos de este tipo y al estrés de las personas, que provoca que consuman más de estos alimentos y menos porciones de frutas y verduras.

Ahora, un estudio de la Universidad de Michigan, publicado en la revista Nature Food, da más pistas sobre los perjuicios del consumo de estos alimentos para nuestra salud: comerse un hot dog podría costar 36 minutos de vida saludable, mientras que alimentarse de frutos secos podría ayudar a ganar 26 minutos.

Para el estudio, se evaluó más de 5 800 alimentos, clasificándolos por su impacto en la salud humana y su impacto en el medioambiente. Los resultados concluyeron que sustituir el 10 % de la ingesta calórica diaria de carne de res y carnes procesadas, por una mezcla de frutas, verduras, nueces, legumbres y mariscos selectos, podría reducir su huella de carbono en la dieta en un tercio, permitiendo así que las personas ganen 40 minutos saludables por día.

Para evaluar el impacto ambiental de los alimentos, los investigadores utilizaron IMPACT World +, un método que avalúa el impacto del ciclo de vida de los alimentos (producción, procesamiento, fabricación, preparación, consumo, desperdicio) y los daños a la salud humada debido a la formación de partículas finas. Así, desarrollaron puntajes para 18 indicadores ambientales, teniendo en cuenta recetas de alimentos detalladas, así como el desperdicio de alimentos anticipado.

Para finalizar, los investigadores clasificaron los alimentos en tres zonas de color: verde, amarillo y rojo, basándose en su desempeño nutricional y ambiental combinado. La zona verde representa los alimentos que se recomienda aumentar en la dieta, y contiene alimentos beneficiosos y de bajo impacto ambiental: granos integrales, legumbres, vegetales de campo, frutas, nueces y algunos mariscos. La zona roja incluye alimentos que tienen impactos nutricionales y ambientales considerables y deben reducirse o evitarse en la dieta: carne de res y cerdo, el cordero y las carnes procesadas.

Imagen principal: Flickr

¡Comparte en tus redes sociales!

0Shares
0 0

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *