MARCELINA GAMARRA: LA MUJER QUE CUIDA EL BOSQUE CON DRONES

Acción Ecologista

AvatarEscrito por:

A sus 48 años obtuvo  su licencia para pilotear drones y ahora cuida su concesión de castañas de más de 1000 hectáreas usando tecnología.

Es época de lluvias en Madre de Dios y Marcelina Gamarra, de 48 años, está lista para recoger el fruto que da sustento a su familia. La concesión de 1500 hectáreas que adquirió su padre en 1975, y que fue reducida a 1050 hectáreas desde 2003, abarca árboles castañeros que los proveen de la nuez amazónica a cambio de cuidarlos.

Mantener el bosque a salvo de los taladores ilegales que proliferan en la región, ahora es labor de Marcelina y su hermana, desde que su padre de 79 años perdió el 80% de la vista. A pesar de su ceguera, Manuel Gamarra dice conocer cada rincón de la extensa área, pero asegurarse de que se mantenga libre de invasiones y así evitar multas, es una labor casi imposible de realizar para sus dos hijas, al menos a pie.

marcelina1

“Acá, el miedo es que entren a hacer chacra a la concesión de mi papá. ¿Qué pasaría si rozan el monte y le prenden fuego y ese fuego se mete a la concesión y nos deja sin castaña?”, expresa Marcelina, mientras cuenta que los incendios forestales se agudizan durante la temporada de sequías en la región. La depredación por agricultura es una de las principales causas de tala ilegal en la Amazonía, además de la minería ilegal.

Pero hoy, la mujer castañera, madre de tres hijos, cuenta con nuevas herramientas que la ayudan en su labor. Luego de casi dos años asistiendo rigurosamente a capacitaciones brindadas por Conservación Amazónica – ACCA, Marcelina recibió su certificado para pilotear drones, por la Dirección General de Aeronáutica Civil del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, quien ahora puede vigilar el bosque que su padre le confió desde el cielo.

“Ahora que ya sé volar el dron, puedo ver que no se metan a la concesión y ayudar a mis vecinos para que no destruyan nuestros bosques, porque a quienes multan es a nosotros”, expresa orgullosa. Ella participó en el proyecto “Tecnologías de vanguardia satelital y de campo para enfrentar la deforestación en la Amazonía sur peruana”, de Conservación Amazónica – ACCA, financiado por Google, que busca transferir conocimientos sobre cómo se puede emplear tecnología, como drones y aplicativos para smartphone, para el monitoreo y vigilancia de las concesiones.

Así como Marcelina, hay aproximadamente 1233 concesionarios con sus respectivas familias que tienen la misión de mantener los bosques a salvo de las constantes amenazas. Todos ellos están comprometidos con el cuidado de la biodiversidad, pero la mayoría son personas mayores, a quienes se les complica monitorear áreas tan extensas. Desde los inicios del proyecto, en 2018, actualmente hay 20 pilotos licenciados en manejo de drones, quienes pertenecen a 7 asociaciones de concesiones de castañas.

Dos años desde que realizó sus primeros vuelos, con ayuda de especialistas, Marcelina apoya a la Asociación de Castañeros de Monterrey  (ASOCAMONT), donde ella y su padre pertenecen. Para asegurar que los monitoreos sean exitosos, como parte de su compromiso, Conservación Amazónica – ACCA, con apoyo de Google, donó un dron modelo Mavic 2 zoom, un Iphone 7 plus, una computadora y una impresora a la junta directiva de ASOCAMONT.

Se espera que más defensores de los bosques se animen a pilotear drones y adquieran su certificado para que, con la tecnología de aliada, cada vez más hectáreas de la Amazonía se mantengan vigiladas y se pueda actuar a tiempo frente a las amenazas.

Fuente: acca.org.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *