Hallan fósil de dinosaurio más pequeño que un colibrí

Noticias

AvatarEscrito por:

En marzo de este año se publicó en @nature el hallazgo del dinosaurio más pequeño del mundo encontrado hasta la fecha. Un ámbar había preservado un diminuto cráneo de 1,4cm. Sin embargo, el rumbo de su historia dio un giro inesperado.

La nueva especie se llamó /Oculudentavis khaungraae/ y fue hallado en ámbar de un yacimiento de Kachín, en Birmania. El ámbar tiene una antiguedad de 100 m.a., por lo que esta especie vivió durante el Mesozoico, conviviendo con grandes dinosaurios.

Oculudentavis khaungraae tenía el tamaño de un zunzuncito, el ave actual más pequeña del planeta. Se estimó q su masa corporal estaba en solo 2 gramos y, por las características de su cráneo, se ubicó dentro del clado de las aves (que, recordemos, son dinosaurios).

Imagen

Además, como sus ojos se situaban en ambos laterales del cráneo, /Oculudentavis/ no poseía visión binocular. En este vídeo podéis ver la descripción que hace Jingmai O’Connor, coautora del estudio, de este diminuto dinosaurio:

La nueva especie demostró, además, que la miniaturización de las aves ocurrió antes de lo que se pensaba. Según los análisis filogenéticos, /Oculudentavis/ sería una especie basal dentro de las aves pero más próximo a las aves modernas que /Archeopteryx/.

Imagen


Sin embargo, muchos paleontólogos dudaron de este hallazgo alegando que se trataba de un reptil no aviano. Oculudentavis no sería un ave sino un escamoso, el linaje que agrupa a los lagartos, camaleones, iguanas y serpientes actuales.

Imagen

Algunas características craneales se asemejan más a los escamosos q a los terópodos, y su mandíbula como un pico podría ser convergencia evolutiva, algo q no es raro en reptiles, ya q en algunos géneros ya surgió el “pico”: Avicranium, Teraterpeton, Anolis…

Imagen

De hecho, y gracias a la labor de los científicos, el artículo original se retractó de la revista @nature en julio. Todavía se debate su posición filogenética, pero algo está claro: de momento no podemos asegurar nada, se necesitan más estudios.

Esta historia es un excelente ejemplo de cómo funciona la ciencia. Cuando un hallazgo es publicado se expone al juicio de los expertos, quienes, tras contrastar los datos y reanalizarlos si hace falta, se refuta o no la hipótesis inicial.

Foto principal: XING LIDA

Fuente: Hablando de Ciencia

¡Comparte en tus redes sociales!

0Shares
0 0 0

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *