COVID-19: mascarillas multicapas y bien ajustadas rechazan 84 % de partículas

Noticias

AvatarEscrito por:

Asimismo, si dos personas que están conversando utilizan ese tipo de mascarilla, reducirán la transmisión del virus en hasta el 96%, afirma estudio.

Usar mascarilla no solo protege al portador del contagio de COVID-19, sino también a las personas con las que solemos interactuar en supermercados, centros bancarios, zonas al aire libre y en el hogar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. siguen recomendando esas barreras como armas principales que todos debemos llevar contra la pandemia. La efectividad dependerá, entre otros factores, de cuántas partículas infectadas rechace.

Un equipo multidisciplinario de la Universidad de Georgia (Atlanta, Estados Unidos), analizando esos puntos de interés, confirmó mediante un estudio científico que el tipo de material y la cantidad de capas de tela de la mascarilla que se use determinará los niveles de protección para no padecer SARS-CoV-2.

Los resultados están disponibles en la plataforma web de la revista Ciencia y Tecnología de Aerosoles (Aerosol Science and Technology), cuya aprobación estaba siendo esperada desde el 3 de noviembre de 2020.

Entre todas las conclusiones, los firmantes del artículo destacaron que las mascarillas de múltiples capas y bien ajustadas al rostro disminuyen la probabilidad de que una partícula infectada de coronavirus, expulsada por alguien sin tapabocas, traspase la barrera en un 84%.

De la misma forma, si dos personas utilizan la mascarilla con dichas características, la protección anti-COVID-19 se eleva a un 96%.

“Aquí, evaluamos la eficiencia de filtración dependiente del tamaño de partículas submicrónicas y la eficiencia de filtración general (rechazo total de partículas) de múltiples materiales disponibles comercialmente en el rango de tamaño de 17 a 700 nm (millonésima parte de un milímetro)”, aclaran los investigadores en el Resumen exhaustivo.

Muestras de tela probadas por científicos de la Universidad de Georgia. Foto: Taekyu Joo / Georgia Tech
Muestras de tela probadas por científicos de la Universidad de Georgia. Foto: Taekyu Joo / Georgia Tech

Según contó Nga Lee Ng, profesora asociada y miembro de la facultad Tanner en la Escuela de Ingeniería Química y Biomolecular, y la Escuela de Ciencias de la Tierra y Atmosféricas, una partícula submicrónica de SARS-CoV-2 puede permanecer flotando en el aire durante horas o incluso días enteros, si es que la ventilación es deficiente.

Los involucrados en este estudio de salud cotidiana obtuvieron 33 materiales distintos con los cuales son hechos los barbijos. “Aprendimos que había mucha variabilidad en el rendimiento de la filtración incluso en el mismo tipo de material”, acotó Ng.

“Las muestras de una sola capa de tejidos como el algodón y el poliéster tienen una eficiencia de filtración general del 12 al 22%”, se lee en el documento. Además, los materiales encontrados en hospitales “eliminan del 20 al 63% de las partículas y la eficiencia de filtración de los materiales filtrantes varía entre el 40 y el 96%”.

Más adelante, se describe que evaluaron combinaciones de telas tejidas, no tejidas y mezcladas. “Tienen una eficiencia global de filtración de partículas de 38 a 63%”, se manifiesta.

Respecto a los materiales de una sola capa con mejor rendimiento, citaron la envoltura de esterilización Halyard —compañía de tecnología médica— y el forro de cortinas opacas.

Lo que se debe evitar, de acuerdo a las observaciones, es la compra de mascarillas de tejido suelto, de tela de guata (con filamentos de algodón) o vellón.

“Espero que la práctica continúe ayudando a reducir la liberación de estas partículas virales al medio ambiente y ayude a proteger a otros”, añadió Nga Lee Ng.

Fuente: La República

¡Comparte en tus redes sociales!

0Shares
0 0

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *