Cory: la rehabilitación de un pangolín rescatado del tráfico de vida silvestre

Noticias

AvatarEscrito por:

  • En febrero, un pangolín hembra de 2 años llamada Cory fue rescatada en una operación encubierta dirigida por el Grupo de Trabajo del Pangolín Africano.
  • Cory estaba en malas condiciones inmediatamente después de su rescate, pero respondió bien a la rehabilitación, probablemente debido a su corta edad.
  • Cory fue liberada en la Reserva Manyoni en la provincia de KwaZulu-Natal en Sudáfrica, donde los pangolines llevan ecológicamente extintos 30 o 40 años allí.

Cuando el pangolín salvaje fue rescatado, estaba en mal estado: deshidratado, demacrado y con un peso de apenas 4.9 kilogramos. También era muy joven, pero esto era bueno en lo que respecta a sus posibilidades de supervivencia.

Cada año, miles de pangolines salvajes son capturados y vendidos para el comercio de vida silvestre, la mayoría de ellos de África. Solo el año pasado, las autoridades lograron confiscar más de 97 toneladas de escamas de más de 150 000 pangolines africanos, según el Grupo de Trabajo del Pangolín Africano. Los pangolines son especialmente anhelados por sus escamas, que son un ingrediente preciado en la medicina tradicional china, pero su carne también se considera un manjar en muchos países. La magnitud de este comercio ilícito está llevando rápidamente a las ocho especies de pangolines hacia la extinción.

Pero a veces, las fuerzas policiales pueden intervenir y salvar una vida, que es lo que sucedió con un pangolín joven de Temmick (Smutsia temminckii) llamado Corona, o Cory para abreviar.

El 4 de febrero de 2020, miembros del Grupo de Trabajo del Pangolín Africano (APWG, por su sigla en inglés), junto con unidades de información y seguridad, lograron intervenir la venta de un pangolín. Ray Jansen, presidente del APWG, se hizo pasar por un comprador, y llamó a la policía cuando se reunió con los cazadores furtivos para completar la transacción.

Cory, que se estima que tiene unos 2 años, fue trasladada de inmediato al Hospital Veterinario de Vida Silvestre de Johannesburgo para recibir tratamiento. Tenía bajo peso, estaba deshidratada y agotada, pero respondió bien al tratamiento.

«Los pangolines jóvenes […] se adaptan un poco mejor al proceso de rehabilitación», le dijo a Mongabay Leno Sierra, gerente de campo del APWG y cuidador principal de Cory. «Están un poco menos estresados, diría yo, y se adaptan un poco mejor a estar rodeados de humanos que los pangolines adultos. Por supuesto, fue una lucha como con cualquier otro pangolín rescatado y rehabilitado, pero Cory fue fuerte [desde] el principio, a pesar de que tenía poco peso, estaba deshidratada y era muy joven».

Una vez que Cory ganó suficiente peso, fue incluida en el programa de rehabilitación y «liberación suave» de pangolines del APWG. En 2019, APWG hizo algo innovador: comenzó a reintroducir a los pangolines de Temmick en KwaZulu-Natal, la provincia más oriental de Sudáfrica, donde la especie ha estado «ecológicamente extinta» durante los últimos 30 o 40 años. Se eligieron varias propiedades para este programa, incluida la Reserva Manyoni, que fue el sitio de reintroducción de Cory.

Sierra monitoreando a Cory. Imagen de Casey Pratt / Love Africa Marketing

Durante la primera etapa del programa, Sierra llevó a Cory a caminatas largas de tres horas para que pudiera buscar hormigas, luego la llevó de regreso a un refugio seguro para pasar la noche.

«El área que ella eligió [inicialmente] tenía grillos alrededor, y fue un poco arriesgado para nosotros», dijo Sierra. «Así que encontramos otra área, llena de nidos de termitas, ridículamente llena de nidos de termitas, y la llamamos Las Vegas. La llevamos a Las Vegas todos los días a caminar».

Cory se sentía relativamente cómoda con la gente, lo que facilitó su proceso de rehabilitación, dijo Sierra. Pero cuando fue liberada a principios de agosto, rápidamente se adaptó.

«Solía ​​abrir la caja de Cory y ella se subía a mi hombro por su cuenta», dijo Sierra. «Y ahora ella no quiere tener nada que ver conmigo, algo fantástico. Realmente es perfecto. Ese tipo de comportamiento natural les ayuda a ser liberados y […] es increíble lo rápido que sucede».

«Los pangolines pueden ser reintroducidos muy rápido», agregó. «Ella está totalmente bien por sí misma, y ​​es hermoso verla tan fuerte, salvaje y normal».

Sierra cargando a Cory en su hombro. Imagen de Casey Pratt / Love Africa Marketing

Sierra y sus colegas han estado siguiendo de cerca a Cory a través de su etiqueta satelital, que proporciona su ubicación en todo momento. Sierra también ha estado controlando físicamente a Cory; al principio, lo hacía todos los días, pero ahora alrededor de una vez por semana.

Aunque el programa de pangolines en la Reserva Manyoni tiene mucha publicidad, eso no aumenta el riesgo de caza furtiva, dijo Sierra.

«[Sería] tonto intentar cazar uno aquí, en un área donde hay una reserva de 23 000 hectáreas con cuatro pangolines», dijo. «El último lugar al que [los cazadores furtivos] querrían ir es una reserva que tiene pangolines de la forma en que nosotros los tenemos: monitoreados, sabemos dónde están, tienen etiquetas y no hay muchos».

Una amenaza mucho mayor son las cercas eléctricas que bordean la reserva, dice Karen Odendaal, directora general de Manyoni Reserve.

Cory cavando una madriguera. Imagen de Casey Pratt / Love Africa Marketing

«Hemos apagado la línea de depredadores, que es la fila inferior de nuestras cercas eléctricas alrededor de todo el perímetro del parque, porque es un riesgo muy grande», dijo. «Los pangolines son víctimas de electrocuciones probablemente en mayor medida que de caza furtiva, especialmente en Sudáfrica».

Sierra dice que hasta ahora el programa en la Reserva Manyoni ha sido «increíblemente exitoso», pero ella y sus colegas dicen que esperan que los pangolines eventualmente se reproduzcan y repueblen el área. Esa sería la máxima señal de éxito, dijo, y algo que esperan ver en un futuro próximo.

Esta historia fue publicada por primera vez en la web en inglés el 28 de agosto de 2020.

Foto principal: Corona el pangolín en la Reserva Manyoni. Imagen de Casey Pratt / Love Africa Marketing

Fuente: Mongabay Latam

¡Comparte en tus redes sociales!

0Shares
0 0 0

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *